FANDOM


Provincia de Castellón (ver diócesis de Segorbe-Castellón)
1398 09 19

Informe-resumen del Fiscal Instructor Delegado de la Causa General instruida en la provincia de Castellón FC-CAUSA_GENERAL, 1398, Exp.9.

Fechado en Castellón el 31 de diciembre de 1949 (folio 2).

[Folio 3.] Comenzó el 16 de agosto de 1941. "Han actuado como instructores de la  misma los ilustrísimos señores don Joaquín Díaz Merry y Cejuela y don Lorenzo Gallardo Ros, que es quien emite este informe. Como secretarios de la misma actuaron sucesivamente don Juan Antonio Altes Salafranca, don Pedro Claver de Vicente-Tutor y don Fernando Herrero Tejedor, actual secretario de la Causa General. Como auxiliares actuaron a lo largo de la instrucción doña María Jesús Acedo Croft, doña Joaquina Algar Forcada y don Joaquín Bel Marín."

[Folio 4.] "podemos adelantar como dato global que el número de víctimas y desaparecidos en esta provincia con motivo de la rebelión marxista es el siguiente:

VÍCTIMAS VARONES 1.071

VÍCTIMAS HEMBRAS 35

DESAPARECIDOS 167
1398 09 20

[TOTAL] 1.332"

[Folio 19.] Pieza X. Persecución religiosa

Consta esta pieza de 1.407 folios y su enorme extensión se debe principalmente a que en ella obran las actuaciones encaminadas a la inscripción en los Registros Civiles correspondientes de las defunciones de los sacerdotes y religiosos víctimas del terror marxista, en ella constan también los daños causados en los bienes eclesiásticos por los marxistas, principalmente extraídos de los estados número 3 de los que los Ayuntamientos debían remitir y que obran unidos a la pieza principal de esta Causa General.

También gran parte de su contenido se refiere a numerosísimas declaraciones de los familiares y conocidos de los sacerdotes y religiosos asesinados. Es imposible citar folios puesto que todas estas actuaciones se hallan mezcladas tendiendose principalmente al obrar la seguridad de la inscripción de las víctimas.

Anejo a ella existe un fichero especial con 339 fichas correspondientes a cada una de las víctimas reseñadas en esta pieza. De ellas 151 obran registradas en los deferentes ramos de la Provincia y la diferencia se refiere a sacerdotes y religiosos correspondientes a provincias distintas y que fueron asesinados en esta, por residir en ella durante la dominación marxista.
1398 09 21

Respecto de los sacerdotes y religiosos exclusivamente pertenecientes a la Provincia y que fueron asesinados en ella, obran datos concretos en la pieza que convenientemente extractados vienen a dar una relación clasificada por términos municipales, de la siguiente forma:

[Folio 20. Elimino las localidades donde el número es cero]

Relación de los sacerdotes de la Provincia de Castellón asesinados en zona roja.

DIÓCESIS DE TORTOSA

Pueblo de Adzaneta 3

Albocacer 8

Alcalá de Chisvert 15

Alcora 5

Almazora 15

Ares del Maestre 2

Artana 8

Benasal 7

Benicarló 21
1398 09 22

Benicasim 1

Borriol 6

Burriana 15

Cabanes 5

Calig 3

Castellón, Grao y Parroquias 16

Cervera del Maestre 3

Cineteres 2

Costur 1

Culla 2

Forcali 7

La Jana 2

Lucena del Cid 2

Morella 16

Nules 9

Onda 23

Peñíscola 2

Portell de Morella 1

Rosell 2

San Jorge 2
1398 09 23

San Mateo 6

Santa Magdalena de Pulpis 1

Tales 2

Traiguera 2

Vall de Uxó 3

Villafames 3

Villafranca del Cid 4

Villarreal 21

Villavieja 5

Vinaroz 11

HACIENDO UN TOTAL DE 151

[Folio 21.] El resto de su contenido es interesante destacar la destrucción de la Iglesia Arciprestal de Castellón, realizada incluso por acuerdo municipal y cuyo informe que obra ya en el Avance de la Causa General [ilegible por solapamiento de líneas] de agosto de 1936, cumpliendo una de las primeras consignas revolucionarias, las turbas asaltaron la Iglesia Arciprestal de Santa María, el más importante de los templos de la capital y el único que en la misma tenía rango de monumento nacional. Profanan las "cosas sagradas", desaparecen objetos preciosos que a su carácter sagrado unían valor intríseco, entre ellos un cáliz gótico, el único que se conservaba de los reseñados en los inventarios del siglo XVI y en la Plaza del Pintor Carbo, a la que abría una de sus puertas el desaparecido templo a pleno sol y "dueños de la calle" queman en una hoguera imágenes sagradas, objeto del culto y los documentos de los archivos de la Iglesia y de la Abadía. Desaparecen para siempre una buena colección de pinturas de los siglos XVII y XVIII que se conservaban en la sacristía, la partida de nacimiento del pintor Ribalta, una buena pintura de Carbo del altar de la Magdalena, el retrato del obispo Climent y algunas tablas de Pablo de Sancto Leocadio, pintor del altar mayor.- Terminada la jornada que se relata en el anterior párrafo, quedan cerradas las puertas del santo templo y a mediados de septiembre, comienza la demolición del mismo, en cumplimiento de órdenes del Frente Popular, quien según se acuerda comunicar al Director General de Bellas Artes, en la sesión del Ayuntamiento rojo de 1 de julio de 1937, a propuesta del alcalde, José Castelló Tárrega y Arroyo, no procedió por propia iniciativa, sino del pueblo en general, adoptando tal decisión en los primeros momentos del levantamiento fascista. Acuerdo del Ayuntamiento rojo, vencedor en la lucha, y que puso punto final a la batalla reñida con el pueblo de Castellón, que defendió su tesoro artístico y religioso, con gestiones y expediente permitidos por las graves circunstancias que se atravesaban; primero tratando de evitar el derribo (cuya gestación duró un par de meses), más tarde, pretendiendo interrumpirlo, cuando ya este se encontraba en franca marcha. Entre las gestiones hubo una visita colectiva al gobernador civil, y otra al alcalde en diciembre de 1936 y gestiones que motivaron la intervención de la Dirección General de Propiedades y Contribuciones Territorial, ya que la iglesia había sido incautada, y de la Dirección General de Bellas Artes.- Sin qe conste en el ayuntamiento antecedente ni documento referente al derribo de la iglesia arciprestal anterior a 17 de noviembre de 1936, circunstancia muy significativa, reveladora por los numerosos documentos que existen posteriores a aquella fecha, de que jamás existieron- se celebra sesión del ayuntamiento el día mencionado, para discutir una propuesta del concejal Vicente García Soler, sobre el urgente derribo total de la iglesia mayor, en la que se cruzan pareceres que giran alrededor de la aparente finalidad del derribo; realizar una mejora urbana, y supuesta defensa de intereses municipales; aprovechamiento de materiales y compensación de gastos del derribo, que por cierto no fue costeado por el ayuntamiento, sino por el Frente Popular- pero existe una nota discordante, la del concejal Enrique Pico Caudet, que descubre la verdadera finalidad de la demolición, calificando a la iglesia de "caserón que ha sido la carroña de Castellón" terminando por afirmar "ser para él más importante el derribo de la iglesia, por lo que afecta al orden moral y al de la higiene, de más trascendencia que el aspecto material". Tal vez las posiciones de algunos concejales, encubran expedientes dilatorios. Termina la sesión acordando llevar a efecto la demolición en una parte del edificio, con oportuna selección de materiales y continuar el derribo a medida que las necesidades de material, para otras obras, así lo requieran.- El ayuntamiento posteriormente solicitó de la Junta Provincial de Fincas Incautadas la cesión de la iglesia, con el único fin de derribarla y aprovechar el solar para mejora urbana, con argumentos tales como el de que obstruye la entrada de una de las menores y céntricas calles y que dicho edificio es un inconven-

[Folio 22.] niente para el ensanche de la referida vía -calle de Colón- lo que ha originado la protesta unánime del vecindario. En sesión de 27 de febrero de 1936 [1937], la Junta de Incautaciones cede al ayuntamiento la propiedad del solar procedente del derribo de la iglesia arciprestal, a condición de que sea destinado a finca de urbanización. Traslada el acuerdo al Delegado de Hacienda, Constantino Giménez. A consecuencia de las gestiones en defensa de la iglesia, el Director General de Bellas Artes, en telegrama de 7 de mayo de 1937, trasladado por conducto del Ministerio de la Gobernación al gobernador civil, y que este comunica al alcalde, dispone terminantemente se interrumpa el derribo de la iglesia arciprestal. El ayuntamiento, en sesión del día 11 de mayo, lejos de cumplimentar la orden, acuerda pasarla a informe de la Comisión de Obras Municipales, que informa conveniendose el informe en acuerdo de la sesión de 18 de mayo, en que se decide continuar las obras del derribo, con la concesión de conservar la parte ornamental y artística, para su reconstrucción en el pabellón de Arte Religioso, que deberá instalarse en el Museo Provincial. Da cuenta en esta sesión el concejal Vicente Merce Arambul, de que aprovechando un viaje a Valencia, se entrevistó con el Director General de Bellas Artes, sin que se conozcan los términos de la misma entrevista.- El ayuntamiento cumplió la primera parte del acuerdo anterior, pero no la segunda, ya que la Junta Republicana del Tesoro Artístico de Castellón, en su acta de 17 de septiembre de 1937, acuerda hacer un llamamiento a las personas que, guiadas por aficiones arqueológicas, recogieron y conservan en su poder objetos procedentes del derribo de la iglesia arciprestal, y en sesión de 15 de octubre siguiente, se queja de no poder confiar en la colaboración del ayuntamiento para el traslado al Museo de las "piedras venerables", así las llama, procedentes del derribo de una de las portadas de la iglesia de Santa María, desmontada bajo la dirección del vocal de dicha junta, don Juan Bautista Forcar Ripoller.- El delegado de Hacienda de Castellón, en 24 de mayo de 1937, traslada un enérgico telegrama del Director General de Propiedades y Contribución Territorial en el que este ordena a dicho delegado se incaute urgentemente de la iglesia arciprestal, debiendo impedir continúe la demolición, utilizando incluso las Fuerzas de Carabineros. El ayuntamiento contesta en la misma fecha, diciendo no puede adoptar resolución hasta que el pleno no resuelva. El 25 de mayo, el Comité Local de la C.N.T. F.A.I., en un escrito de tonos soeces, se solidariza con el ayuntamiento y continuación del derribo y el 28 de mayo, la Dirección General de Propiedades deja sin efecto su telegrama mencionado, fundandose en el estado ruinoso de la iglesia, permitiendo que continúe la demolición, para evitar peligros.- El mismo día mencionado en el párrafo anterior, la Dirección General de Bellas Artes remite telegrama al ayuntamiento en el que dice que ante la gravedad del acuerdo adoptado y mantenimiento del derribo de la iglesia, contra todas las advertencias, deja sin efecto una entrevista proyectada. Finalmente, el primero de junio de 1937, se celebra la última sesión del ayuntamiento referente a este asunto.- Desde esa fecha, continúa la demolición de la iglesia, hasta la fecha de la liberación, 14 de junio de 1938, en que todavía no había terminado.- Creemos que el derribo de la iglesia arciprestal de Castellón es uno de los hechos de mayor gravedad y relieve de los ocurridos durante la Revolución, tal vez el único de esta naturaleza, cometido en la que fue zona roja. Ni reformas urbanas, innecesarias por otra parte, podrían justificarle, ni encontrarse otra razón, que no fuera un sectarismo tan extremado que todo lo arrolla, sin vacilar en destruir lo que los mayores enemigos de la religión respetan; el arte y la historia. La demolición no tuvo otra finalidad que injuriar a la religión en el más preciado de sus bienes sagrados y patrimoniales en esta capital provincial le pareció poco a la revolución encaminar y dirigir a las tumbas [sic, ¿dirigir a las turbas para?] quemar y profanar iglesias, organizar asesinatos de sacerdotes y religiosos,

[Folio 23.] era preciso injuriar con saña, con una ofensa que fue de todos los días, con todo el desarrollo y trámite burocrático de una vulgar cuestión de mejora urbana, derribar piedra a piedra el santo templo y vencer todas las dificultades y realizar todas las gestiones precisas para conseguir su propósito, obrando con desprecio, más criminal en ocasiones que el odio, hasta el punto de destinar los materiales procedentes del derribo a las obras del Matadero Municipal."

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar