FANDOM


Florentino Asensio Barroso, obispo de Barbastro (volver a Personas, Obispos, Beatificaciones)

Nacido en 1877 en la localidad vallisoletana de Villasexmir y criado en Villavieja del Cerro -ambas rondan hoy el centenar de habitantes-, Florentino Asensio Barroso fue uno de los nueve hijos de un vendedor ambulante y una tendera. Sacerdote desde 1901, canónigo desde 1910 y párroco de la catedral desde 1925, predicó durante una década en las dos misas principales del domingo. En 1936 fue consagrado obispo, pero según la biografía publicada por Jorge López Teulón, retrasó su entrada solemne en Barbastro, prevista para el 15 de marzo, al saber que se preparaba un sabotaje, y llegó al día siguiente de forma privada hasta la catedral, limitando la solemnidad a los ritos dentro de la iglesia.

Comenzada la revolución, Asensio protestó ante el ayuntamiento por las detenciones de sacerdotes, por lo que fue confinado en su residencia el 20 de julio, detenido el 22 y llevado al colegio de los escolapios. El 25 pudo celebrar misa, lo que en adelante le fue prohibido. En la tarde del 8 de agosto fue llevado a una celda en la cárcel del ayuntamiento e interrogado. Antes, se acercó al prior de los benedictinos y le dijo: “Por lo que pudiera ocurrir, deme la absolución”. Esa noche, se habría dirigido a los religiosos y demás personas presas: “Hijos míos voy a daros mi última bendición, y después, como nuestro Maestro Jesús, celebraré mi última cena con vosotros. No, no lloréis, porque esta noche es muy grata para mí. Elevemos nuestras plegarias al Todopoderoso para que salve a España de nuestros enemigos”.

Barbastro cementeriodesdectraHuesca

Según la Causa General (legajo 1409, expediente 1, folio 575), al obispo “le flagelaron los estículos, operación que realizó con una navaja el Alfonso Gaya, quien los recogió con un trozo de periódico de Solidaridad Obrera y se los puso en el bolsillo; esta flagelación fue instigada por Santiago Ferrando [alias El Rubio de Codina], que refiriéndose al Gaya, le dijo: ¿no tenías ganas de comer cojones de obispo?; acto seguido le ataron la herida producida y maniatado, juntamente con otras 12 personas, fue conducidos en un camión al cementerio católico, donde fueron asesinados, quedando con vida el cuerpo del Ilmo. Sr. obispo y lanzando algún lamento, dio lugar a que desde el Hopital de Sangre número uno, el practicante Fernando Ramiz Ballabriga, ante el doctor D. Antonio Aznar Riazuelo, avisó por teléfono al comité de vigilancia, previniendole de que del cementerio salían lamentaciones, por lo que seguidamente subieron algunos escopeteros que lo remataron”.

Quienes le torturaron habrían dicho al obispo:

  • No tengas miedo. Si es verdad eso que predicáis, irás pronto al cielo.

  • Sí, y allí rezaré por vosotros.


Mientras lo llevaban, Asensio habría repetido: “¡Qué hermosa noche para mí!”. Los del pelotón le preguntaron si sabía dónde iban, a lo que respondió: “Me lleváis a la casa de mi Dios y Señor, me lleváis al cielo”. El fusilamiento fue hacia las 2 de la mañana y al obispo le dieron tres tiros de gracia. Su cadáver fue arrojado a una fosa común y hallado incorrupto al final de la guerra.  Está enterrado en la capilla de San Carlos Borromeo de la catedral de Barbastro.

A él se refirió Juan Pablo II durante la homilía de la beatificación de 5 personas, el 4 de mayo de 1997 (una de ellas Ceferino El Pelé), recogida en p. 42-43 de AAS, nº 1, 7 de enero de 1998, volumen y año 90.

El decreto de beatificación, Bonus Pastor, fechado el mismo 4 de mayo de 1997, en p. 660-662 (AAS nº 9, 1 de septiembre de 1998, año y volumen 90), In Secret. Status tab., n. 416.447:

(Volver a Personas. Obispos. Beatificaciones.)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar